Cuentos chinos para niños del Japón (2007)

Naïve (2007)

Grabado en Blind Records. Barcelona. Producido por Ricky Falkner.

Ahora dicen que hay muchos más universos
infinitos como el nuestro.
Dime si no es para volverse loco,
¿no te sientes más pequeño?

Dos espejos frente a frente crearán
cien mil caras que observar,
puede que alguno de ellos sea el real,
lo tendré que investigar.

Que empiece el viaje ya …

Infinita ingenuidad, ilusión centesimal,
me creía tan capaz con mi capsula de albal,
mi torpeza fue total, de tan grande es demencial,
no detecto una señal, nunca encontraré el lugar
donde al fin me entienda.

Me perdí en mi universo, ¿y tú?
Me perdí en mi universo, ¿y tú?

No volveré a hacerlo más, no he encontrado respuestas.
¿Y si no regreso jamás y este ruido no cesa?
Mundos que van a estallar si mi vida es la apuesta.
Y yo ya no puedo hacer más si este más siempre resta …
Y yo ya no puedo hacer más si este más siempre resta …
Y yo ya no puedo hacer más …
Y yo ya no puedo hacer más …

Ya hace algunos siglos que he empezado a sospechar
que he caído sin quererlo en tu gravedad.
Es como si andara siempre en espiral,
cuando encuentro una salida, tú apareces.

Niña imantada y ahora yo he de admitirlo,
y ahora yo presiento que has vencido,
no hay manera humana de escapar.

Así que alégrate, lo has conseguido,
los días sin ti serán precipicios,
no hay manera humana de escapar.

Nadie, nunca, nadie, nadie excepto tú
puede enviarme hacia el espacio y devolverme hacia su cama.
Y en las horas más oscuras me harás levitar,
en descuidos crearemos universos.

Niña imantada y ahora yo he de admitirlo,
y ahora yo presiento que has vencido,
no hay manera humana de escapar.

Te voy a contar este misterio:
simple y eficaz, el roce de mis dedos
te ha magnetizado, y ahora tú,
y ahora tú …
y ahora tú …
y ahora tú …

Así que alégrate, lo has conseguido,
los días sin ti serán precipicios,
no hay manera humana de escapar.

Así que alégrate, lo has conseguido,
los días sin ti serán precipicios,
no hay manera humana de escapar.

¿No ves que lo nuestro es raro?
Sigue intacto en mil pedazos
y no logra romperse.

Respira ileso en sus estados graves,
tanto hablar del fin
que ahora apenas duele.

Y aun así, te reirás,
volvería a revivirlo sin dudar.

Podría ser tan fácil, sería espectacular,
si fueran reversibles aquellas noches de incendio.

Más noches reversibles para saborear
las horas más humildes con un placer más intenso.

¿No ves que si hemos perdido
hemos ganado historias que contar?
Más que algunos tienen.

Recuerda que si caímos en picado
es porque a veces fuimos nubes con la mente.

Si pudiera transformar nuestras noches
en un ciclo sin final.

Podría ser tan fácil, sería espectacular,
si fueran reversibles aquellas noches de incendio.

Pero eso es imposible, el tiempo ganará,
entonces sólo espero que cuando vuelva a sonar
tú pierdas la vergüenza y grites oh, oh, oh …
grites oh, oh, oh …

Creo que voy a empezar a romperme, oh, oh, oh …
grites oh, oh, oh …
Y ya no me importa que mire la gente.

Oh, oh, oh …
Creo que voy a empezar a romperme, oh, oh, oh …
Creo que voy a empezar a romperme, oh, oh, oh …

No sales nunca en las conversaciones,
entre nosotros nadie habla de ti,
es la verdad.

No digo esto para impresionarte,
veo aquellas horas descendiendo,
cada día un piso más.

Te he dedicado líneas sin sentido,
líneas que sin puntos son abismos,
te podrías asomar.

Sin dudar yo lo haría de ti.
¿Comprenderás si te hablo así?
¿Te ofenderás? Lo conseguí.
Ya no eres más que sombras.

Quizás te estoy mintiendo,
resulta que no puedo aceptar
que aún te eche de menos
y que este menos vaya aún a más.

Y ahora miento casi siempre,
todo el mundo lo hace,
engaño a otros y me engaño a mí.
¿Para qué diablos sirve la verdad?

Y mis naves ya se hunden
sólo al mencionarte,
naves que se hunden,
os saluda digno y roto el capitán.

¿Comprenderás si te hablo así?
¿Te ofenderás? Lo conseguí.
Ya no eres más que sombras.

Estás hablando para nadie,
basta, ¡cállate!
Estás perdiendo el juicio,
ya no hay nadie aquí.

Pero si me has escuchado,
vamos, ¡largate!
O quédate, mi sombra.
¿Y si a cambio te lo digo una vez más?

Ya ves, te estoy mintiendo,
ya ves, no lo he podido aceptar,
que aún te eche de menos
y que este menos vaya aún a más.

Cada vez que te recuerdo viene a mí una imagen,
éramos tú y yo de safari en el parque.

Ha sido una mañana inolvidable
como todas las que pasan en un parque.
¿No serás tú? ¿No serás tú?
Quizás no importa el sitio y eso está de más.

Si de todos mis delirios y mis cuentos
sólo el tuyo ha mejorado el argumento,
¿no serás tú?, ¿no serás tú?
Quizás no importa el tema y eso está de más.

Ahora me escondo y te obsrvo y te puedo decir:
Yo mataré monstruos por ti,
sólo tienes que avisar.

Ya hace algún tiempo salté y caí justo aquí.
Aquellos safaris sin fin
se esfumaron sin avisar.
Hoy lo he vuelto a notar,
cada nube es un plan,
se transforma al viajar
y no pesa y se va.
Somos nubes, no más.

Como hojas que danzan al viento,
así nos elevará el tiempo y nos hará rodar
y rodar y rodar y rodar y rodar …

Como hojas que danzan al viento,
así os recogerá el tiempo y os hará rodar
y rodar y rodar y rodar y rodar …

Como hojas que danzan al viento,
así os recogerá el tiempo y os hará rodar
y rodar y rodar y rodar y rodar …

Como hojas que danzan al viento,
así os recogerá el tiempo y os hará rodar
y rodar y rodar y rodar y rodar …

Nunca hay final, no hay final,
no es verdad, es verdad.

Nunca hay final, no hay final,
no es verdad, es verdad.

Hoy es Navidad, qué felicidad,
vamos a cenar toda la familia
y, maldición, él ya llegó,
con su cucharita y su obsesión.

Vamos, dale más, dale mucho más,
lo puedes lograr, destrozar mi acuario,
por favor, déjalo ya.
¿Me escuchas, Fernando? Creo que no.

Que pares chalado, te aviso con antelación,
que alguien lo ate en la cama y le dé una inyección.
Cuidado con esa cuchara, Fernando.

Ahora reza al señor porque tú
te acabas de buscar la ruina,
y ahora yo empiezo a reaccionar,
mis brazos se mueven
como aspas de un ventilador.
Porque te acabas de buscar la ruina
y me da igual que sea Navidad,
con hilo dental pienso hacerte la circuncisión.

Mira, Fernando, me caes muy mal,
lo tenía que soltar, tarde o temprano te ibas a enterar.
Pues que sea en Navidad, dale cuñado,
nunca pararás, qué curiosa enfermedad.

Me has mirado mal, me has mirado mal,
deja ese jarrón, vale un dineral,
no, no, oh, oh, oh …

Te acabas de buscar la ruina,
y ahora yo empiezo a reaccionar,
mis brazos se mueven
como aspas de un ventilador.
Y es que te acabas de buscar la ruina,
y me da igual que sea Navidad,
con hilo dental pienso hacerte la circuncisión.

Ya está aquí la Navidad
y volverá aquel infierno.
Hoy te toca soportar al anormal,
respira incienso.

Zambomba aquí, zambomba allá,
zambomba aquí, zambomba allá,
zambomba aquí, zambomba allá,
zambombo aquí, zam-bon voyage, voyage …

Un, dos, tres y …

La palabra Shiwa es un estado espiritual,
si la dices alta el mundo se iluminará,
verás como ah, ah, ah,
es como un gran ah, ah, ah.
Budistas nudistas aparecerán,
con seis hawaianas cantando al sultán.

Shiwa, Shiwa,
Shiwa, Shiwa, uuuuuuh,
Shiwa, Shiwa,
Shiwa, Shiwa, uuuuuuh.

Mira como bailan, sandalia aquí, sandalia allá,
soy un hombre nuevo, un renacido, un gran Jedai.
Me siento tan ah, ah, ah,
es como un gran ah, ah, ah.
Me caen las babas de felicidad,
he oído que Shiwa te quiere iniciar (esta noche).

Shiwa, Shiwa,
Shiwa, Shiwa, uuuuuuh,
Shiwa, Shiwa,
Shiwa, Shiwa, uuuuuuh.
Shiwa, Shiwa,
Shiwa, Shiwa, uuuuuuh,
Shiwa, Shiwa,
Shiwa, Shiwa, uuuuuuh …

Mi piace andare piano, piano,
como Adriano Celentano
because like this
because like this si arriva lontano.

Cuando nací, ¡qué triunfo!,
entendí que había sido capaz de ganar
a cien millones de hombres rana en celular.
Y había nivel, y trampas.
El segundo quería estudiar alemán,
pero volcó en las caderas de mamá.

Hoy voy a decirlo: ¡cómo me amo!
Y tú ya no puedes hacerme daño.
Soy un ser divino, ven a adorarme.
¡Qué buena suerte amarme tanto!

Luego crecí, ¡qué trauma!,
percibí que aquí fuera no había piedad,
yo no iba a ser el rey del mundo.
Algo más tarde, ya un hombre,
me juré no volver a olvidarlo jamás,
fui el ganador del gran circuito de Le Mans.

Hoy voy a decirlo: ¡cómo me amo!
Y tú ya no puedes hacerme daño.
Soy un ser divino, ven a adorarme.
¡Qué buena suerte amarme tanto!

Oh, el síndrome Universal,
la vida te sentó en un diván,
contando todo tipo de traumas.
Oh, podrías pensar un rato en él,
quería estudiar, recuerda como te empujaba.
Y quedó segundo, uuuhhh …

Hoy voy a decirlo: ¡cómo me amo!
Y tú ya no puedes hacerme daño.
Soy un ser divino, ven a adorarme.
¡Qué buena suerte amarme tanto!

Di no al pánico, sin pánico, sin pánico, no al pánico.
Edipo contra Electra,
narcisismo es lo que impera.
Qué simpático, simpático, carismático, simpático.
Edipo contra Electra,
tus complejos a la hoguera, ¡ya!

Eran las seis y aún hablabas
mientras que yo callaba otra vez.
Incapaz de transmitirte,
preferí actuar, así que …

Mientras me hablabas sin pensarlo bien,
abrí el paraguas a tus pies.
Y es que mientras me hablabas,
la ciudad se inundaba,
tantas cosas sucedieron,
sólo yo las puede ver.

Recuerdo que te dije:
Soy un caso extraño.
Tan fácil y tan simple
y no sé expresarlo.
Tan sólo grita mi reloj,
hace bom, bom, bom, bom …

Qué más decirte sin hablar.

Eran las seis y tú aún me hablabas.

Antes que te vayas vas a contemplar,
he hecho algunos cambios, te sorprenderán.
Ya no hay confusión
ya que el rencor duerme ahora en un desván.
Dime …

Lo has visto, no hay nada de lo que tanto odiabas,
lo he cambiado todo de lugar.
Espera, aguarda, nunca valoras nada,
tus mudanzas aún no pueden empezar.

He tirado bolsas llenas de ansiedad
y aquellos defectos que uno guarda por guardar.
Ya no sé quien soy,
tan sólo sé que hay más luz de lo habitual.
Mira …

No lo hagas, no lo hagas, por qué me das la espalda,
lo he cambiado todo de lugar.
Mil gracias, de nada,
fue mi última bobada de adolescente, tú ahora buscas novedad.

El club de ancianos, camisita y su canesú,
montan en tacatacas y organizan un tour,
entran en boxes y repostan medicación.
Ay, sólo tienen treinta y dos y su hedonismo los fulminó.

¿No lo ves?, ¿no lo ves?,
se acabaron las doctrinas de la fe.
No hay teorías, sólo algún ilusionista.

Y ahora hay más, mucho más,
nos encantan las mentiras si están dichas de verdad,
el desfile ya ha empezado a tropezar.

Europa necesita hombres con más valor
y no niñatos con flequillo en bandas de pop.
Cien mil hectáreas de neuronas hechas carbón,
la economía, el resplandor, si Dios ha dimitido allá voy,

¿No lo ves?, ¿no lo ves?,
se acabaron las doctrinas de la fe.
No hay teorías, sólo algún ilusionista.

Y ahora hay más, mucho más,
nos encantan las mentiras si están dichas de verdad,
todo vale y así ya no hay que pensar.

Se dirigen a un escaparate,
lo harán trizas si no ven su imagen.
¡Revolución!
¿Pero quién es tu enemigo? Nadie.

Como enanos que se creen gigantes,
desfilando siempre hacia adelante.
¿Qué es la razón?
Cuentos chinos para niños del Japón.

Sabes Dios por Dios es cuatro,
sabes Dios por Dios es cuatro.
Mundo loco de insensatos,
mundo loco de insensatos.

Sabes Dios por Dios es cuatro,
sabes Dios por Dios es cuatro.
Mundo loco de insensatos,
que me escuchen los descarriados.

La paraula Shiwa és un estat espiritual,
si la dius ben alta el món se t’il.luminarà,
és com un gran ah, ah, ah,
és com un gran ah, ah, ah.
Budistes nudistes apareixeran,
i sis hawaianes cantant-li al sultà.

Shiwa, Shiwa,
Shiwa, Shiwa, uuuuuuh,
Shiwa, Shiwa,
Shiwa, Shiwa, uuuuuuh.

Mira com es balla, sandalia aquí, sandalia allà,
sóc un fill de Shiwa, un home nou, un gran Jedai.
És com un gran ah, ah, ah,
és com un gran ah, ah, ah.
Em cauen les babes de felicitat,
m’han dit que el gran Shiwa et vol iniciar.

Shiwa, Shiwa,
Shiwa, Shiwa, uuuuuuh,
Shiwa, Shiwa,
Shiwa, Shiwa, uuuuuuh,
Shiwa, Shiwa,
Shiwa, Shiwa, uuuuuuh,
Shiwa, Shiwa,
Shiwa, Shiwa, uuuuuuh …

Start typing and press Enter to search

Portada del disco "Maniobras de Escapismo" - 2005 - Diseñada por ElsabethPortada del disco "1999, o cómo generar incendios de nieve con una lupa enfocando a al luna" - 2009 - Diseñada por Marta Puig "Lyona"
X

Al continuar utilizando nuestro sitio web, usted acepta el uso de cookies. Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro AVISO LEGAL y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

Cerrar